Cirugía Estética del Lóbulo Auricular

Publicado el 25 abril 2013 20:41

Cada vez más pacientes consultan por un lóbulo auricular envejecido o estropeado por el uso de pendientes pesados causantes de la alteración que conocemos como “lóbulo rasgado”.

young woman face with beauty treatment ear plastic

La edad, la exposición al sol, el peso de grandes pendientes, el plegamiento involuntario del lóbulo mientras dormimos, así como la pérdida de colágeno y elastina hacen que los lóbulos se rasguen, se elonguen y envejezcan volviéndose más flácidos, delgados, menos densos  y con pequeñas arrugas en su superficie.

 

En función del grado de la alteración y de los deseos de cada paciente, existen diferentes opciones terapéuticas que pueden ser médicas o quirúrgicas:

 

Si los lóbulos tienen un tamaño y forma adecuados, pero los pendientes no se acoplan bien y dan un aspecto envejecido a la oreja, una buena opción es el tratamiento con ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica. Con este tratamiento conseguiremos engrosarlos y darles más soporte. Simultáneamente, si existen arruguitas preauriculares, se puede realizar mesoterapia en combinación con ácido hialurónico hidratando y regenerando las fibras de colágeno. Esto da un aspecto terso y liso a la piel, mejorando el contorno facial.

 

Cuando los lóbulos están muy caídos, rasgados o deformados, es necesario realizar una reparación quirúrgica bajo con anestesia local. El conjunto de técnicas cuyo objetivo es la mejoría y reparación del lóbulo auricular se conocen como Lobuloplastia. En el caso del Lóbulo Rasgado, la reparación comportará el cierre del orificio del pendiente. Éste, se volverá a realizar pasado 1 mes desde el cierre y deberá realizarse alejado de la cicatriz de reparación. Durante este mes, habrá que tener cuidados específicos de la cicatriz y, en el caso de que se deseen usar pendientes, deberán usarse pendientes con cierre de clip.

 

Es muy fácil olvidarse de los lóbulos de la oreja cuando hacemos referencia al rejuvenecimiento facial, entre otras cosas porque se encuentran en un plano lateral al rostro y generalmente se esconden entre nuestro pelo. A pesar de ello, son un claro indicador del envejecimiento y que, cada vez más, preocupa a las pacientes.

 

Aún así, si tus lóbulos aún están tersos, rellenos y sin problemas de lóbulo rasgado es importante que tengas presente las siguientes indicaciones para frenar su envejecimiento, manteniendo unos lóbulos bonitos y juveniles durante más tiempo:

 

  • Dormir sin pendientes y tener cuidado de que no se plieguen.
  • No llevar pendientes con mucho peso.
  • No tomar el sol en exceso y proteger la zona.
  • Hidratación intensiva y uso de cremas antiarrugas.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR