Guia básica sobre la blefaroplastia (cirugía de párpados)

Publicado el 5 septiembre 2014 15:10

A continuación os presentamos, de manera resumida, todo aquello que tenéis que saber sobre la cirugía de párpados (blefaroplastia).

Blefaroplastia

¿En qué casos se recomienda la cirugía de párpados?

Básicamente, se recomienda la blefaroplastia, cuando ocurren tres situaciones distintas:

  • Existe un exceso de piel que suele afectar a los párpados superiores. Confiere al paciente una mirada triste y envejecida.
  • Hay una protusión de las bolsas adiposas. Afecta más frecuentemente al párpado inferior pero también puede afectar al superior. Confiere al paciente una mirada cansada.
  • También hay casos de exceso de laxitud de la piel de la parte externa del ojo y esto hace que parte de la esclerótica (parte blanca del globo ocular) pueda quedar expuesta cuando el paciente cierra el ojo. Además, debido al envejecimiento que sufrimos todos, el ligamento cantal externo del ojo (el encargado de la mirada rasgada) se relaja y da como resultado una mirada triste.

 

¿Qué se debe tener en cuenta antes de someterse a una cirugía de párpados?

Antes de la intervención es importante que:

  • No tomes ningún medicamento que pueda alterar la coagulación (p.e. aspirina) durante las dos semanas previas a la intervención.
  • Consulta con un especialista en Cirugía Estética acreditado y que le dé confianza.
  • Aclara todas tus dudas antes de la intervención.
  • Conoce tu situación ocular antes de la cirugía. Tienes ojo seco, miopía? Es recomendable que realices una visita a su oftalmólogo para saber cual es tu situación previa.

Botox injection on face skin

¿En qué consiste la intervención?

Es importante distinguir entre blefaroplastia inferior y blefaroplastia superior. Se pueden realizar en el mismo acto quirúrgico pero cada una de ellas tiene sus propias peculiaridades en cuanto a la técnica quirúrgica se refiere. Ambas pueden ir acompañadas de una cantopexia (reanclado del ligamento cantal externo) para rasgar la mirada o mejorar en envejecimiento del párpado inferior.

Para que os sea mucho más visual os dejamos dos vídeos de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica sobre la blefaroplastia inferior y la blefaroplastia superior.

 

Y una vez operado/a, ¿qué debo esperar?

 Después de la intervención es normal que:

  • Tengas la visión algo borrosa. Esto es debido a la pomada que se usa durante la intervención y que también deberemos usar cada noche antes de ir a dormir para proteger nuestra córnea.
  • Edema (hinchazón) de los párpados e incluso de la conjuntiva. Éste suele ser de leve a moderado y se reduce significativamente a lo largo de la primera semana post-intervención.
  • Equimosis (moratones) en los párpados y la región prioritaria. Desaparecen progresivamente durante el primer mes después de la intervención.
  • Mirada triste. Es habitual que, durante las primeras semanas, el paciente tenga sensación de mirada triste. Esto es debido a la inflamación de los tejidos y alteración de la lágrima durante las primeras semanas postoperatorias pero va desapareciendo a medida que la inflamación desaparece y la lágrima se normaliza.
  • Cicatrices ocultas en los pliegues. Las cicatrices de la blefaroplastia son, al año, prácticamente imperceptibles. Sin embargo, durante las primeras semanas y, sobre todo si tienes la piel clara, se puede apreciar una línea rosa en el pliegue del párpado superior.

Para minimizar la aparición de estos síntomas u otras complicaciones es importante que:

  • Deberás ponerte lágrimas artificiales cada dos horas durante los primeros días después de la intervención.
  • Tendrás que descansar con el cabeza elevada o, en su defecto, con dos o más almohadas.
  • La cicatrices deberán limpiarse cuidadosamente.
  • También tomaremos antibiótico durante 7 días para evitar la aparición de infecciones.
  • Retiraremos los puntos a los 5-7 días de la intervención.
  • Es muy importante protegerse del sol con gafas, sombrero y protección solar máxima, ya que los rayos del sol pueden teñir las cicatrices y hacerlas visibles.
  • Podremos realizar ejercicios de abrir y cerrar los ojos de forma suave y delicada para acelerar la desaparición del edema.
  • También será conveniente masajear las cicatrices de fuera a dentro para disminuir el hinchazón.
  • Durante la primera semana deberemos evitar ponernos las manos en el ojo y no nos podremos maquillar para volver a hacerlo con normalidad posteriormente (siempre con la supervisión de nuestro doctor)

Esperando que te haya sido de ayuda, no dudes en solicitar una primera visita en info@draruizcastilla.com o en el 93.189.03.28 // 92.189.03.29.

 

 

Dra. Mireia Ruiz Castilla

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR