Hilos tensores: un lifting sin cirugía para rejuvenecer tu rostro

Publicado el 27 julio 2015 8:08

Los hilos tensores faciales son una técnica de rejuvenecimiento facial que representa una buena alternativa a la cirugía. Los hilos tensores son un procedimiento poco invasivo pero que ofrece un efecto lifting muy llamativo sin necesidad de cirugía.

hilos tenosres, lifting sin cirugia

¿En qué consiste la aplicación de hilos tensores?

La aplicación de los hilos tensores faciales consiste en la introducción subcutánea de unos hilos de polidioxanona, material biocompatible que no produce alergias, con el objetivo de elevar las partes del rostro que sean necesarias. De esto modo, conseguimos un efecto lifting significativo sin cirugía que nos permito combatir de manera efectiva la flacidez facial.

El procedimiento

Los hilos tensores se pueden colocar en cualquier parte del rostro o cuello que necesite ser elevada o tensada. El cirujano, introduce unas agujas bajo la dermis que actúan de guía de los hilos tensores. Una vez introducido el hilo a través de ellas se retira la aguja y el hilo permanece en su lugar. La técnica es totalmente individualizada para cada paciente dependiendo de la edad, la fisonomía, del grado de flacidez y del efecto deseado. Este lifting sin cirugía es un procedimiento bastante rápido, habitualmente entre 30 y 60 minutos como máximo. Se realiza con anestesia local y el paciente puede reincorporarse a su vida normal inmediatamente después del procedimiento. Los resultados Con los hilos tensores faciales obtendremos un resultado inmediato. Tras su aplicación notaremos su efecto tensor en los músculos de la zona en los que se haya aplicado. Además este tratamiento estimula la producción natural de colágeno y elastina, de manera que el aspecto de la piel también irá mejorando paulatinamente de manera natural. El efecto definitivo puede observarse a las tres semanas, mejorando continuamente hasta alcanzar los tres meses. A los 6 meses los hilos tensores ya habrán sido reabsorbidos pero la duración óptima del tratamiento se puede prolongar hasta los 12 – 18 meses. Este es el único inconveniente que tienen los hilos tensores, que sus efectos no son permanentes. Al tratarse de un material biocompatible y reabsorbible, nuestro organismo los irá reabsorbiendo poco a poco. Sus efectos por tanto son menos duraderos que los de un lifting quirúrgico. Si estás pensando en realizarte una operación de rejuvenecimiento facial en Barcelona pero no tienes aún muy claro lo de pasar por el quirófano, los hilos tensores son una muy buena opción!   Dra. Mireia Ruiz Castilla info@draruizcastilla.com 93 189 03 28 / 93 189 03 29

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR