La lactancia materna no causa la caída del pecho

Publicado el 13 junio 2015 5:20

Definitivamente, el pecho de las mujeres no se cae a causa de la lactancia materna. Un estudio presentado en el Encuentro Anual de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos desmiente el mito.

breastfeeding newborn baby

Muchas madres deciden no dar el pecho por miedo a que se les caiga el pecho, a pesar de que los beneficios de la lactancia materna sean ya incuestionables. Sin embargo, la lactancia por sí sola no provoca ningún impacto en la forma de pecho de la mujer, según un estudio pionero presentado en el último congreso especializado de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS).

Brian Rinker MD, cirujano Plástico y autor del estudio:
“Muchas mujeres que acuden a nuestra consulta manifiestan que su pecho están perdiendo elasticidad, caen, o tienen menos volumen, debido a que están lactando. Aunque la caída del pecho parece aumentar con cada embarazo, hemos determinado que la lactancia no empeora este efecto“.

El estudio examinó a 93 mujeres que estuvieron embarazadas una o más veces y que deseaban someterse a una cirugía reparadora o estética del pecho. El 58% de las pacientes informó haber dado el pecho a uno o más de sus hijos. La duración de la lactancia varió entre 2 y 25 meses, con un promedio de 9 meses. El 55% de las pacientes referían un cambio en la forma de su pecho tras el embarazo.

Al tratarse del primer estudio que examina los impactos en la forma del pecho en relación con el embarazo, el Dr. Brian Rinker determinó que los antecedentes de lactancia materna, la cantidad de bebés lactados, la duración de la lactancia de cada bebé, o la cantidad de peso ganado durante el embarazo no eran predictores significativos en la pérdida de forma del pecho después del embarazo y la lactancia. Sin embargo, el Índice de Masa Corporal, la cantidad de embarazos, una talla grande de sujetador previa al embarazo, los antecedentes como fumadora y la edad, constituyeron factores de riesgo significativos para un grado mayor de ptosis o caída del pecho en estas pacientes.

Según la “American Society of Plastic Surgeons”, en 2006 cerca de 104.000 mujeres se sometieron a una mastopexia (cirugía de la caída del pecho), lo que significó un aumento del 96% desde el año 2000. Asimismo, más de 329.000 mujeres se sometieron a un aumento de pecho, convirtiendo la cirugía mamaria en el principal procedimiento de cirugía plástica y estética de los últimos años.

“Muchas mujeres podrían mostrarse reacias a dar el pecho a causa de este mito sin fundamentos que sostiene que hacerlo significa dejar de tener unos senos juveniles”, afirmó el Dr. Rinker. “Ahora, las madres que están en la “dulce espera” pueden relajarse, sabiendo que la lactancia no cambia el aspecto de su pecho”.

La leche materna aporta beneficios indiscutibles a los bebés y sus madres. La investigación científica ha demostrado que los bebés que pueden disfrutar de la lactancia materna tienen una mejor salud general, un mayor crecimiento y desarrollo y también un menor riesgo de padecer muchas enfermedades agudas y crónicas que los bebés alimentados con biberón. También se ha demostrado los claros beneficios en el bienestar físico y mental de la madre. Ahora también se ha podido demostrar que el argumento más frecuente en contra de la lactancia materna no es cierto.

Creemos en la lactancia materna y sus beneficios globales. Di sí a la Lactancia.

 

Dra. Mireia Ruiz Castilla
info@draruizcastilla.com
93 189 03 28 / 93 189 03 29

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR