Mamas tuberosas: una deformidad mamaria que podemos corregir

Publicado el 1 abril 2013 7:52

La anatomía de la mama tuberosa

La mama tuberosa o en “tubo“ es una deformidad que consiste en la alteración de sus dimensiones, tanto vertical como horizontal, y que posee un anillo de “constricción en la base” de la mama que dificulta su desarrollo. En cuanto a la dimensión vertical, se trata de una mama más larga de lo normal; por el contrario si hacemos referencia a su  dimensión horizontal, se trata de una mama de base muy estrecha. Además la areola es de gran tamaño y el tejido glandular está herniado en el interior de la misma. Finalmente es surco  submamario suele estar más elevado y ser más corto.

Frau bedeckt Brust mit ihren Händen

Esta anomalía puede ser uni o bilateral. La asimetría está presenten 2/3 de los casos.

 

Las causas

No se conoce causa concreta que provoca esta deformidad. El hecho es que la banda constrictiva o anillo de la base de la mama, impide su desarrollo en la base, y la mama reacciona herniando o expulsando la glándula hacia el exterior. Así se genera una mama de forma tubular, con una base estrecha y una larga longitud (a modo de “tubo”) y que empuja la areola al exterior.

Los tipos

Existen varios tipos de mamas tuberosas:

 

TIPO I

  • La mama esta atrófica en el cuadrante infero-interno.
  • Generalmente la deformidad es bilateral.
  • Son mamas grandes y caídas.
  • La areola mira hacia abajo y adentro.
  • Corresponde un 56% de los casos.

 

TIPO II

  • Se caracterizan por hipoplasia de los cuadrantes inferiores.
  • El complejo areola-pezón está descendido y la areola suele ser extremadamente grande.
  • Corresponde un 28% de los casos.

 

TIPO III

  • Tiene las mismas características que la tipo II (falta de desarrollo de los cuadrantes inferiores) pero con insuficiente piel de la areola al surco submamario.

 

TIPO IV

  • Es el tipo más severo.
  • Están afectados los 4 cuadrantes.
  • La base mamaria esta retraída (tanto en su eje horizontal como vertical).
  • La mama tiene un aspecto “caprino”.

 

La anestesia

El procedimiento se lleva a cabo mediante anestesia general y requiere de 24 horas de hospitalización.

El tratamiento quirúrgico y planificación de la cirugía

Los objetivos del tratamiento son la reducción de la areola mamaria, la división glandular, redistribuyéndola y creando una lengüeta

que ensanche la base de la mama definiendo el polo inferior y descendiendo el surco submamario. Dado que existen varias técnicas para su corrección, el tipo de incisión dependerá del tipo de mama a tratar y la técnica a realizar.

Por último, suele ser necesaria a colocación de un implante mamario que de volumen.

Evolución post-cirugía

Si no existen complicaciones, la paciente puede reanudar casi su vida normal a las 48 horas post-intervención.

Los puntos se retiran 7-14 días después de la cirugía.

No se deberá levantar objetos por encima de la cabes hasta 2-3 semanas post-intervención. Durante este periodo tampoco se podrá realizar ejercicio físico.

Dependiendo del tipo de actividad laboral que realice, podrá volver al trabajo a los pocos días de la operación.

 

 

 

Las complicaciones

 

El tratamiento quirúrgico de la mama tuberosa exige un conocimiento muy exhaustivo de la deformidad, de el gran número de técnicas publicadas. La simple colocación de una prótesis enturbiaría el resultado ya que el anillo de constricción de la base de la mama generaría el  denominado “signo del doble surco o doble burbuja”.

Pueden existir problemas de cicatrización, que son más frecuentes en fumadores y dependen, en gran parte, de la forma de cicatrizar de cada paciente.

También pueden existir problemas de sensibilidad a nivel de la areola.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR