Peelings químicos: ¿aún son útiles?

Publicado el 28 febrero 2013 15:00

La respuesta a esta pregunta es claramente si.  Son útiles, no sólo para producir una mejora estética, sino también para tratar algunas enfermedades dermatológicas.

Se basan en la aplicación tópica, directamente sobre la piel, de algún agente químico con propiedades exfoliantes. Así, se produce la destrucción de una capa específica de la piel y la posterior regeneración y rejuvenecimiento de la misma.

¿Cuando están indicados?

Los peelings químicos sustituyen componentes patológicos de la piel por otros jóvenes y sanos. Por esta razón, están indicados tanto por motivos cosméticos como médicos.

Las indicaciones cosméticas incluyen:

  • Aspecto opaco de la piel.Peeling
  • Tono desigual.
  • Manchas y discromías.
  • Tratamiento de las arrugas finas y gruesas.

 

La indicaciones médicas incluyen:

  • Queratosis solar.
  • Acné activa.
  • Tratamiento de las cicatrices del acné.
  • Vitíligo.

Además, se pueden aplicar en zonas localizadas, como por ejemplo para el tratamiento de la pigmentación periorobitaria y el rinozima.

Tipos de peelings

Los peelings se dividen en tres categorías en función de la profundidad de la herida creada por el peeling, es decir en función de las capas de la piel sobre las que actúa:

 

Peelings superficiales

Indicaciones: se utilizan para mejorar el aspecto de la piel, devolviéndole frescura y mejorando su tono y textura. También son útiles como complemento del tratamiento de la acné activa y de las discromías. No actúan sobre las hiperpigmentaciones profundas ni sobre las arrugas.

Dada su naturaleza superficial, se pueden usar en cualquier tipo de piel.

El paciente ideal es aquél con daño leve de la piel y discromía, que precisa de tratamientos repetidos y un tiempo de recuperación corto post-tratamiento.

 

Peelings medios

Indicaciones: discromías, queratosis solar, cambios de textura de la piel. Las arrugas y las secuelas del acné pueden mejorar sólo levemente.

 

Peelings profundos

Indicaciones: discromías, arrugas finas y gruesas y secuelas del acné.

Penetran hasta la dermis reticular y crean el máximo efecto para la producción de nuevo colágeno.

Los peelings profundos están considerados como el lifiting facial no quirúrgico, es decir, el tratamiento no quirúrgico más potente para el rejuvenecimiento cutáneo facial.

 

En resumen, los peelings químicos son una opción interesante, amplia, potente y barata para el tratamiento de diversas alteraciones cutáneas. Le devolverán a tu piel luminosidad y tersura desde la primera sesión.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR