Reconstrucción mamaria, la mejor opción para volver a disfrutar de un pecho bonito y atractivo

Publicado el 22 agosto 2016 21:26

Técnicas microquirúrgicas de reconstrucción mamaria

Pese a que el tratamiento y la prevención en el cáncer de mama ha evolucionado de manera muy positiva a lo largo de las últimas décadas, aun hay pacientes que necesitan someterse a cirugías muy agresivas y pierden la mama afectada. En estas mujeres, las técnicas microquirúrgicas de reconstrucción mamaria son una opción muy interesante para poder reconstruir el pecho extirpado.

mainpopie

Objetivo de la intervención

El objetivo de la intervención será el de obtener el mejor resultado funcional y estético con la mínima agresión para el paciente. No obstante, hay que remarcar que se trata de intervenciones muy complicadas y laboriosas que no están exentas de complicaciones.

Tipo de intervención

El colgajo microquirúrgico más frecuentemente usado en cirugía de reconstrucción mamaria es elque se conoce con el nombre de DIEAP (Deep Inferior Epigastric Arterial Perforator). Consiste en el uso de la piel de la zona del abdomen para reconstruir la mama perdida. Tiene las ventajas que la piel del abdomen suele ser parecida a la de la mama, que normalmente el abdomen nos proporciona el volumen suficiente de tejido para reconstruir la mama y que la simetría con la otra mama que se suele conseguir es bastante duradera en el tiempo. Además al no usar implantes mamarios, no tendremos complicaciones relacionadas con los mismos o disminuiremos el grado de asimetría (si la mastectomía no ha sido bilateral). Y por último, también mejoraremos el aspecto del abdomen al retirar parte del tejido graso que en él se ubica. La duración de la intervención suele ser de unas 5-6  horas.

Resultados y complicaciones

La estancia en el hospital suele ser de una media de 4 días. En general los resultados son buenos, consiguiendo recuperar un aspecto natural de la mama extirpada. Sin embargo se trata de una cirugía de altísima complejidad por lo que, como hemos apuntado con anterioridad, no está exenta de complicaciones como por ejemplo la necrosis del colgajo que suele ser parcial (aunque puede ser total) y que precisa de una reintervención para su tratamiento (el tipo de intervención dependerá de la alteración que haya causado la necrosis) o de seromas a nivel de la herida abdominal.

Conclusiones

En resumen, el DIEP es la técnica de reconstrucción mamaria microquirúrgica más usada y que tiene mejores resultados, con importantes ventajas a medio y largo plazo sobre el uso de implantes. Sin embargo, se trata de una intervención de alta complejidad que no está exenta de complicaciones.

Dra. Mireia Ruiz Castilla
info@draruizcastilla.com
93 189 03 28

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR