Cruroplastia

La cruroplastia o lifting de los muslos es la técnica quirúrgica encaminada a mejorar el contorno de los muslos. Se suele realizar en pacientes que han tenido una pérdida importante de peso y el exceso cutáneo a este nivel les envejece y/o molesta, precisando la extirpación del tejido dermograso sobrante y liposucción.

Hablamos de un tipo de pacientes muy concreto ya que la cruroplastia no es una técnica de adelgazamiento o lipoescultura, sino que se trata de una reducción del exceso de piel en la cara interna del muslo.

Por este motivo, los pacientes candidatos al lifting de muslos son, por ejemplo, pacientes que se han sometido a una cirugía gástrica o a los que se les ha colocado un balón gástrico y que pueden perder una gran cantidad de kilos en muy poco tiempo. La piel de esta zona es muy fina y no tiene tanta capacidad de retraerse por lo cual se hace necesario reducirla de
forma quirúrgica.

Otro caso en el que se puede recurrir a la cruroplastia es en pacientes que se han realizado una lipoescultura o liposucción en los muslos, reduciendo notablemente el volumen de los mismos. Con esta técnica se consigue eliminar el exceso de piel y las arrugas situadas en la parte superior e interna de ambos muslos, así como elevar el tejido descolgado de muslos y nalgas, mejorando notablemente el contorno corporal.

¿Cómo es la cirugía y el postoperatorio del lifting de muslos?

Se realiza bajo anestesia general y/o regional y suele tener una duración de 2-3 horas.

La cicatriz derivada de la cruroplastia se localiza en la cara interna de las ingles, con extensión a muslos en algunos casos, quedando disimulada en posición neutra del paciente. El tamaño de la incisión será proporcional a la cantidad de piel sobrante.

En el postoperatorio de la cirugía plástica de las piernas debes hacer:

  • Reposo relativo

  • Vendaje y/o faja compresiva

  • Se recomiendan drenajes linfáticos 4 semanas después de la cirugía

  • Retirar puntos en 10-21 días.

  • Se recomienda evitar la exposición solar y evitar el ejercicio físico.

  • intenso durante las primeras 4 semanas postcirugía.

  • Se suele precisar anticoagulación la primera semana postoperatoria por la inmovilización que comporta.

  • En función del tipo de trabajo que realice, podrá volver a su actividad laboral habitual dos semanas después de la cruroplastia.

Durante las primeras semanas después de la intervención, los muslos estarán inflamados. Sin embargo, ya se podrá notar la piel más tersa y lisa, así como una mejora de tu contorno corporal. No será hasta después de 6-12 meses de la intervención cuando podremos observar el resultado definitivo de la intervención.

¿Qué conseguiré con una cruroplastia?

  • Conseguirás unos muslos más tersos, estilizados y de aspecto más joven.

  • Gracias al lifting de muslos, evitarás las molestias derivadas del exceso de piel, tales como exceso de sudor o rozaduras en la zona.

  • Recuperarás movilidad y confort a la hora de realizar tanto algún deporte como las actividades más cotidianas de la vida diaria.

Ponte en contacto con la Dra. Ruiz Castilla y su equipo para recibir más información de esta intervención.

Tu clínica especializada en cruroplastia en Barcelona.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR