Blog

17 septiembre 2019

Envejecimiento facial y tratamientos antiaging

El proceso de envejecimiento provoca cambios característicos en la piel. Además, la exposición a los rayos UV y otros factores ambientales aceleran el proceso de envejecimiento natural. Hay varias opciones de tratamiento disponibles, pero los descubrimientos recientes en los mecanismos de envejecimiento de la piel están dando lugar a nuevos tratamientos para prevenir y retrasar el envejecimiento de la misma.

A continuación os presentamos los tratamientos existentes:

Protección solar

Los filtros solares se dividen en filtros orgánicos y filtros inorgánicos como el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Los filtros orgánicos brindan protección adecuada contra los rayos UVA y UVB. Sin embargo, para tener la máxima protección, se debe usar una combinación con filtros inorgánicos porque también protegen contra la luz visible. Los protectores solares deben ser de amplio espectro y al menos SPF 15. Los estudios in vivo han demostrado que los protectores solares disminuyen los cambios epidérmicos y dérmicos inducidos por los rayos UV, y la aplicación regular de un protector solar de amplio espectro retrasa el envejecimiento de la piel.

Antioxidantes

Los antioxidantes más comunes investigados en el tratamiento del envejecimiento de la piel incluyen vitaminas como C, E y B3, el coenzima Q10, ácido alfa lipoico (ALA), carotenoides y polifenoles. Se ha demostrado que la mayoría de estos protegen contra el eritema inducido por los rayos UV, al tiempo que actúan sobre la dermis para prevenir el envejecimiento de la piel. La fotoprotección y el antienvejecimiento se pueden lograr por vía tópica y sistémica.

  • Vitamina C al 5-15%: síntesis de colágeno, puede usarse en la despigmentación.
  • Vitamina E (vegetales, aceite vegetal, aceite de girasol, maíz, soja y semillas): la ingesta oral de estas fuentes ayuda a prevenir la reticulación del colágeno y la peroxidación lipídica. También se ha descubierto que la vitamina E aplicada tópicamente reduce los efectos crónicos de la radiación UVB, el eritema y el edema.
  • Vitamina B3: mejora la elasticidad de la piel y reduce las manchas rojas, el color cetrino, la hiperpigmentación y las arrugas.
  • Coenzima Q10: efectiva contra la radiación UVA al prevenir el estrés oxidativo en los queratinocitos y al suprimir la actividad de la colagenasa en los fibroblastos dérmicos.
  • Carotenoides (zanahorias, moniato y calabaza): protege contra el eritema inducido por la radiación UV.
  • Astaxantina: mejora la elasticidad de la piel, la aspereza, el estado de hidratación y reduce las arrugas.
  • Polifenoles
  • Resveratrol (piel de las uvas): previene el fotoenvejecimiento inducido por los rayos UV y la pigmentación.

Factores de crecimiento (plasma autólogo rico en plaquetas) y citocinas

Los estudios han demostrado que la combinación de factores de crecimiento y citocinas antiinflamatorias cuando se aplica tópicamente reduce los efectos dañinos de la piel fotoenvejecida, así como una mejora significativa en las arrugas y el tamaño de poro.

El uso de plasma autólogo rico en plaquetas (PRP), se ha demostrado que rejuvenece la piel al activar los fibroblastos, lo que conduce a una mayor síntesis de colágeno y otros componentes dérmicos.

Retinoides

La tretinoína (ácido todo-trans-retinoico) es el retinoide más investigado en el tratamiento del envejecimiento de la piel. Las combinaciones de retinol también están ganando popularidad. Una combinación de retinol (0.3%) e hidroquinona (HQ) (4%) ha demostrado disminuir los signos de fotoenvejecimiento de manera más efectiva que la crema de tretinoína al 0.05% después de 16 semanas de tratamiento. La aplicación diaria de retinol / dimetilenolamina (DMEA) en mujeres posmenopáusicas mostró mejoras significativas en la apariencia de la piel fotoenvejecida.

Hormonas

Los estrógenos, tanto en su administración oral (terapia hormonal sustitutiva) como tópica, modulan los queratinocitos epidérmicos, los fibroblastos dérmicos y los melanocitos. La crema de progesterona (2%) utilizada durante al menos 4 meses aumenta la elasticidad y firmeza de la piel tanto en mujeres peri como posmenopáusicas.

Peeling químico

Los peelings o exfoliaciones químicas son un procedimiento que consiste en dañar de manera controlada las capas superficiales de piel para que posteriormente se  reepitelicen de manera controlada, con nueva síntesis de colágeno y melanina distribuida uniformemente. Se clasifican en peelings superficiales, medios y profundos. La elección de estos depende de la patología de la piel a tratar; cuanto mayor sea el daño provocado por el sol o la alteración a tratar, más profundo tendrá que ser el peeling.

Toxina botulínica

La toxina botulínica no revierte los efectos de la piel fotodañada, pero reduce las arrugas de manera simple y segura paralizando reversiblemente los músculos tratados.

Rellenos dérmicos

Los rellenos dérmicos se utilizan para revertir la pérdida de volumen en la cara. Los rellenos de HA se usan comúnmente ya que son seguros, tienen baja inmunogenicidad y son fácilmente reversibles con hialuronidasa. Sus efectos duran entre 3 y 12 meses. Los estudios han demostrado que aumentan la hidratación de la piel y la activación de fibroblastos, lo que lleva a la expresión de colágeno.

Tratamientos láser

Los sistemas láser ablativos y no ablativos revierten algunos de los efectos del fotoenvejecimiento. Los láseres ablativos actúan tanto en la epidermis como en la dermis reduciendo las arrugas y cicatrices, y mejorando el tono de la piel. El láser no ablativo, el rejuvenecimiento fraccionado y la luz pulsada intensa (IPL) se desarrollaron para reducir el tiempo de curación y la incomodidad del paciente al estimular la formación de colágeno sin causar interrupción epidérmica y se han convertido en uno de los métodos más populares.

La IPL mejora la calidad de la piel y aumenta la síntesis de colágeno después de solo cuatro sesiones.

Así pues, existen numerosos tratamientos que nos pueden ayudar a reducir los efectos del envejecimiento de nuestra piel. Cualquiera sea el enfoque para prevenir y tratar el envejecimiento de la piel, la tendencia es encontrar tratamientos que sean menos invasivos y con efectos secundarios mínimos. Si deseas mejorar el aspecto de tu piel, no dudes en consultarnos, te asesoraremos y resolveremos todas tus dudas.



 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies