Blog

29 junio 2017

Dieta pre y post operatoria – ¿qué comer antes y después ?

Es frecuente encontrar en la consulta pacientes que tras haberse sometido a intervención de cirugía plástica están realizando una dieta hipocalórica estricta la misma semana de la cirugía. Su justificación es que ya que se están poniendo guapas, aprovechan para estar mejor… Esto es claramente una MALA DECISIÓN. Así pues, la dieta pre operatoria y la dieta post quirúrgica son parte necesaria para maximizar el éxito de cualquier intervención.

Selection of healthy food on rustic wooden background

Al someternos a una intervención plástica, nos debería asalta la duda sobre qué podemos comer y qué no, y qué tipo de dieta ayudará a afrontar mejor el momento y a recuperarme antes.
Por eso, aquí os dejamos algunas de nuestras recomendaciones habituales:

Dieta prequirúrgica: el día antes

  • No tomar alcohol, tabaco ni café.
  • Tomar alimentos ligeros y de fácil digestión.
  • NO COMER NI BEBER 6-8 horas antes de la cirugía.

Dieta postquirúrgica:

  • Normocalórica, hiperprotéica.
  • Rica en frutas y verduras.
  • Tomar hidratos de carbono complejos.
  • Debe contener proteínas que favorezcan la regeneración tisular.
  • Suplementos: para determinadas cirugías y pacientes, puede ser recomendable el uso de suplementos vitamínicos y/o nutricionales, pero será tu doctor quien te lo aconseje.
  • Abundantes líquidos: agua, zumos, tés e infusiones, evitando en la medida de lo posible, café, bebidas edulcoradas o alcohol.
  • Yogur enriquecido con bifidus o probióticos para mejorar el transito intestinal y evitar las complicaciones secundarias de los tratamientos antibióticos.

 

Como norma general, qué debemos comer antes y después de la cirugía

  • Dieta rica en vitaminas: principalmente, en forma de frutas y verduras. Son muy ligeras y nos ayudarán cicatrizar de una forma más eficaz. Si hacemos una dieta rica en Vitamina C además favorecerá la formación de colágeno, esta cicatrización será mejor.
  • Pasta o el arroz integrales: Ambos mejoran el tránsito intestinal y el ánimo, ambos afectados por el postoperatorio inmediato y la inmovilización absoluta o relativa secundarias a la cirugía.
  • Proteínas: Preferiblemente de origen vegetal, así como carne o pescado. No sólo ayudarán a mantener nuestra musculatura (algo tocada por la inmobilización) sino que son fundamentales para una correcta cicatrización cutánea y para evitar complicaciones como los seromas.
  • Aguacate, aceite de oliva, pescado azul, nueces, y otros frutos secos: grasas insaturadas, ricas en omegas 3 y 6. Son saludables y necesarias.

Todo esto, ha de formar parte de una dieta normocalórica y NUNCA HIPOCALÓRICA porque necesitamos las calorías necesarias no sólo para mantener nuestro organismo sino que además tenemos el gasto extra de cicatrizar, que no es poco.

Te ha gustado este post? Compártelo!

 

Dra. Mireia Ruiz Castilla
info@draruizcastilla.com
93 189 03 28



 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies