Blog

9 julio 2019

Tratamientos alternativos y complementarios al transplante capilar

La caída del cabello es un problema que preocupa y afecta tanto a hombres como a mujeres. Cuando la pérdida del cabello es incipiente y aún no es necesario la realización de un trasplante capilar, se pueden realizar diferentes tratamientos que pueden ayudar a frenar la caída del cabello. Además también se pueden realizar de manera complementaria al trasplante capilar para ayudar a mejorar más aún sus resultados.

En este sentido, existen diferentes opciones de tratamiento que pueden aplicarse en función de cada caso. A continuación, os resumimos algunas de las más importantes:

Plasma rico en plaquetas (PRP)

El tratamiento con PRP se basa en la aplicación de los factores de crecimiento que liberan las plaquetas mediante microinyecciones. Estos factores de crecimiento se obtienen de una pequeña extracción de sangre del propio paciente que posteriormente se centrifuga para obtener la fracción de la sangre deseada que se quiere inyectar.

Con ello conseguimos estimular la formación de colágeno y aumentar la vascularización a nivel del folículo piloso. También estimula la formación de colágeno y elastina, consiguiendo frenar la caída del cabello y aumentar su regeneración.

Puede estar indicado en casos de pérdida moderada del pelo o como tratamiento complementario al trasplante capilar.

Vitaminas, oligoelementos y aminoácidos

Se trata de lociones o cápsulas de ingesta oral que tienen como objetivo mejorar el estado nutricional de nuestro cabello. Están indicados en aquellas pérdidas de cabello estacionales (más típicas en otoño y primavera).

Mesoterapia capilar

Se trata más de un tratamiento preventivo con la infiltración de vitaminas mediante microinyecciones. Así se consigue mejorar la salud de nuestro cabello y prevenir e incluso detener la caída del mismo.

Minoxidil

Se trata de un fármaco de aplicación tópica en forma de loción que fue aprobado apara el tratamiento de la calvicie en el año 1988. Su efecto se basa en el aumento de la irrigación de los folículos pilosos.

Finasteride

El finasteride es otro fármaco aprobado para tratar la calvicie masculina. Inhibe la acción de los andrógenos y, por lo tanto, frena el ciclo de caída capilar. Lo más frecuente es tomarlo por vía oral

Infiltraciones de Dutasteride y Vitaminas

El Dutasteride es otro antiandrógeno (parecido al finasteride). Su acción se basa en que impiden que la dihidrotestosterona debilite y afine el pelo, haciendo más probable su caída. Así se consigue que el pelo sea más grueso y un aumento de la densidad capilar.

Carboxiterapia capilar

La carboxiterapia a nivel capilar genera una estimulación del a circulación a nivel del cuero cabelludo. Es decir, induce un incremento de la microcirculación sanguínea mejorando el aporte de nutrientes y oxígeno al cuero cabelludo y al folículo piloso. Se trata de infiltraciones subcutáneas de dióxido de carbono que consiguen aumentar la regeneración capilar. Se suelen realizar 4 sesiones separadas por 15 días de unos 15 minutos de duración

Sin embargo, antes de afrontar cualquier tipo de tratamiento, lo más importante es un diagnostico correcto de la causa que ocasiona la caída del pelo. Por este motivo, es muy importante consultar a un experto en la materia para que, mediante una historia clínica adecuada y la exploración física, pueda determinar qué tratamiento es el idóneo para cada caso.

Si tienes dudas sobre cada uno de ellos o cuál podría ser el más indicado para tu caso, no dudes en consultarnos. ¡Nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte!



 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies