Blog

15 noviembre 2018

Tratamientos para la pérdida de cabello

El cabello tiene una importancia tanto fisiológica como psicológica. Protege contra los rayos ultravioleta del sol y cumple una función de señalización biológica. En muchas culturas, sobre todo del mundo  occidental, el cabello largo y completo de las mujeres se considera hermoso y un signo de juventud, mientras que el cabello grueso y pigmentado de los hombres significa juventud y vitalidad. Por lo tanto, no es sorprendente que las personas con pérdida excesiva de cabello a menudo busquen ayuda médica.

1.- Anatomía y fisiología del crecimiento del cabello.

Los hombres y mujeres sanos generalmente tienen entre 80,000 y 120,000 pelos terminales vitales en el cuero cabelludo. El cabello está compuesto de queratina y se produce en los folículos pilosos. Todos los folículos pilosos pasan por ciclos repetidos de crecimiento y reposo.

Durante la fase de crecimiento, que dura de 2 a 6 años, el cabello crece a una velocidad de aproximadamente 0,3 mm por día, o 1 cm por mes. La longitud máxima de cabello alcanzable depende de la duración de la fase de crecimiento. Sigue una breve fase de transición y luego una fase de descanso que dura de 2 a 4 meses, después de lo cual el cabello se cae.

Normalmente, los casi 100.000 pelos en la cabeza de una persona crecen independientemente. Factores externos e internos (hormonas, factores de crecimiento, medicamentos y las estaciones del año), pueden sincronizar los folículos pilosos al inducir una transición prematura de la fase de crecimiento a la fase de descanso, lo que lleva a una notable pérdida de cabello 2–4 meses más tarde.

2.- Historia clínica en un paciente con pérdida de cabello.

Una queja de «pérdida de cabello» puede referirse a una de dos cosas: una mayor cantidad de cabello que se cae diariamente (efluvio) o sin cabello visible (alopecia). Normalmente se caen todos los días hasta 100 pelos. Es importante preguntar sobre los medicamentos que están tomando. La «pérdida de cabello» aparece como un posible efecto secundario en prácticamente todos los prospectos, pero solo unos pocos medicamentos son realmente relevantes.

Se debe preguntar a las mujeres sobre los factores ginecológicos, como el inicio o la interrupción de los medicamentos anticonceptivos hormonales. El efluvio posparto transitorio es normal: el estrés del parto y los cambios temporales posteriores, puede asociarse a la pérdida de cabello.

3.- Examen físico

La inspección del cuero cabelludo revela si hay una reducción visible de la cantidad de cabello (alopecia) y, si es así, en qué patrón. Se debe observar cualquier enrojecimiento inflamatorio o descamación, ya que la psoriasis y el eccema pueden causar efluvio (pérdida de cabello).

El examen dermatoscópico del cuero cabelludo también es útil. Un fototricograma no invasivo puede proporcionar una estimación de la proporción de anágeno a telógeno, pero no puede revelar anomalías de la raíz, como pelos distróficos.

4.- Pruebas de laboratorio para efluvio difuso.

En pacientes con efluvios de causa desconocida, se deben realizar pruebas de laboratorio para excluir, en particular, lo siguiente:

  • Deficiencia de hierro (ferritina).
  • Disfunción tiroidea (TSH, T3, T4)

5.- Diagnóstico 

Se distinguen dos tipos de Alopecias:

  • Fisiológicas. Únicamente influenciadas por el desarrollo evolutivo del individuo o del ciclo metabólico capilar.
  • Patológicas. Mediada por factores patógenos. 

5.1.- Alopecias Fisiológicas o no patológicas 

  • Estacional o cíclica.
  • Androgenética.
  • Menopáusica.

5.2.- Alopecias patológicas

No cicatrizal (en teoría reversible)

  • Psicógena por estrés y tricotilomanía.
  • Carencial (dietética, anémica, vitamínica).
  • Efluvio.
  • Hormonal androgénica (la más frecuente), tirogénica, etc.
  • Inmunógena por quimioterapia, colagenosis, etc.
  • Areata.
  • Infecciosa (bacteriana, micótica).
  • Multifactorial, la más frecuente.

 Cicatrizal (en teoría no reversible):

  • Congénitas.
  • Física (traumatismos, quemaduras).
  • Infecciosas (herpes, tuberculosis…).
  • Tumores (linfomas, metástasis…).
  • Dermatosis inflamatorias (lupus, liquen, alopecia frontal fibrosante).

Alopecia Androgenética

La alopecia androgenética es el tipo más común de pérdida de cabello, que afecta hasta al 70% de los hombres y al 40% de las mujeres. El patrón de pérdida de cabello es característico: en los hombres, líneas temporales de retroceso (“entradas”) y pérdida de cabello en la región posterior de la cabeza (“coronilla”). En cambio, en las mujeres aparece un adelgazamiento de la línea media difusa en la parte superior del cuero cabelludo.

La alopecia androgénica en los hombres se atribuye a las variantes genéticas del receptor de andrógenos. Los datos sobre la alopecia androgenética en mujeres son escasos, pero aquí también hay pruebas claras de una predisposición genética.

6.- Tratamiento de Alopecia Androgenética

El objetivo principal es detener la caída del cabello y, si es posible, revertir la reducción de los folículos pilosos, a fin de promover la reanudación del crecimiento del cabello. El éxito o fracaso del tratamiento debe documentarse objetivamente con documentación fotográfica estandarizada y, opcionalmente, un fototricograma.

Actualmente se reconoce que dos medicamentos son eficaces contra la alopecia androgenética: solución tópica de minoxidil (para mujeres y hombres) y finasterida (sólo para hombres). Además. en las mujeres que tienen desregulación hormonal, la alopecia androgenética se puede tratar con antiandrógenos como el acetato de ciproterona, el acetato de clorapinona o el dienogest.

6.1.- Plasma Rico en Plaquetas para el Crecimiento de Cabello

El plasma rico en plaquetas (PRP) es el producto de mayor interés en la terapia basada en células y la ingeniería de tejidos. Esta terapia se define como una preparación de plasma con plaquetas concentradas del propio paciente. El PRP contiene varios factores de crecimiento y citocinas que mejoran la capacidad inherente del cuerpo para reparar y regenerar. El PRP se ha empleado tradicionalmente en terapia periodontal, cirugía maxilofacial, ortopedia y medicina deportiva. Más recientemente, ha captado atención en el campo de la dermatología, particularmente por su papel en el tratamiento de cicatrices de acné, injertos de grasa, cicatrización de heridas y recrecimiento del cabello.  La investigación ha demostrado los efectos beneficiosos de PRP, como la proliferación de células precursoras adiposas, la reparación de heridas, la diferenciación celular y la angiogénesis.

El PRP contiene altas concentraciones de más de 20 factores de crecimiento que se secretan activamente y que estimulan el crecimiento del cabello al unirse a los receptores de las células madre de la raíz del folículo piloso y los tejidos asociados.

6.2.- Tratamiento quirúrgico

El trasplante de cabello del propio paciente es un tratamiento complementario para la alopecia androgenética avanzada. El vello a implantar se retira del cuero cabelludo occipital (insensible a los andrógenos) y se transplanta en las áreas afectadas. El trasplante de folículo piloso puede engrosar el cabello no solo en hombres con alopecia androgenética, sino también en mujeres.

6.3.- Tratamiento dietético

Hay algunos factores de la dieta que pueden enlentecer la pérdida de cabello como son algunso aminoácidos (L-cistina) o vitaminas (B12), el ácido fólico o algunos oligoelementos como  el Zinc, el hierro o el selenio.

6.4.- Mesoterapia Capilar 

El cuero cabelludo es una zona altamente sensible y sangrante que requiere unas técnicas precisas y unos cuidados especiales. Hay diversas hipótesis para explicar cómo actúa la mesoterapia: la técnica en sí proporciona mayor aporte de flujo sanguíneo y nutrientes que favorece el crecimiento o enlentece la pérdida del cabello. Ade,ás puede combinarse con fámacos y así obtener un efecto adicional.

La mesoterapia capilar puede estar indicada para todas las alopecias no patógenas y para las patógenas que son potencialmente reversibles. En cambio, no está indicada para las infecciosas.

Los resultados se valoran, en primer lugar, por las apreciaciones subjetivas del paciente o de los familiares, pero también existen métodos objetivos como el contaje, el tricograma (20 cabellos con porta) y la fotografía, cuyo uso es más aconsejable.

¿Tienes dudas? Consúltanos, estaremos encantados de asesorarte.



 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística anónima. Si continúa navegando, acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies